Nuestro Blog

Control de stock por triple unidad

22mayo2019

La digitalización del stock de almacén es uno de los principales retos a los que se enfrentan empresas del sector de distribución. En la mayoría de los casos (bebidas, lácteos o cualquier tipo de producto) trabajan con más de una unidad a la hora de organizar y controlar sus almacenes. Por ello, es imprescindible que todas estas empresas trabajen con un software o ERP que le permita cuantificar y controlar sus mercancías.

Pongamos algunos ejemplos para verlo de una forma más clara. Un distribuidor de refrescos o cerveza tiene en su almacén cajas, y dentro de las cajas, botellines de tercio o de litro. Esta empresa necesita saber en todo momento cuántas unidades de cajas, botellas de litro y tercios tiene. Además, le es imprescindible cuantificarlo todo también en litros ya que los fabricantes de cerveza suelen medir en esa unidad de volumen.

Por ello, el distribuidor necesita, por un lado, controlar su stock en cuanto a cajas o botellines para servir los pedidos de sus clientes; y por otro lado, cuantificarlo todo en litros para facturar o calcular las comisiones con el fabricante independientemente del formato en el que los refrescos o la cerveza llegue a los bares o supermercados.

Si cambiamos de sector y hablamos de los lácteos, sustituimos los litros por los kilos. Por tanto, en la ficha del artículo deberán aparecer siempre los kilos. Esto permitirá a la empresa conocer tanto las cajas de yogures de fresa que tiene en su almacén, como el número de packs o los kilos de yogur. Es decir, la distribuidora controla su stock por triple unidad independientemente de que venda por cajas o packs y compre en kilos.

Por otro lado, también hay que tener presente que esta posibilidad también ofrece datos interesantes a la hora de recabar estadísticas o informes tanto internos como de cara al fabricante.

 

Tipos de productos en función de su naturaleza

A la hora de poner en marcha este tipo de control es conveniente clasificar los productos en función de su naturaleza. Y podemos señalar cinco tipos diferentes:

  • El producto más sencillo es aquel que se vende por unidades. Por ejemplo, un barril de cerveza o un destornillador.
  • También encontramos productos que se venden por cajas. Hablamos de casos en los que no se puede ‘desmontar’ el pack. Es decir, vendes una caja de cerveza completa. No puedes vender botellines sueltos.
  • Existe un tercer modelo de producto que es aquel que se puede vender tanto por pack o cajas como por unidades sueltas. Sirva como ejemplo una caja de lejía. El cliente se puede llevar tanto la caja completa como tres de las seis lejías que la conforman.
  • El cuarto producto es el que se vende al peso. Vale como ejemplo el pienso a granel. Se realiza una valoración en función del peso que tenga. Puedo tener 200 kilos de pienso en mi almacén y le voy dando salida en función al número de kilogramos que necesite mi cliente.
  • El quinto y último tipo de producto es el que se valora por su peso, pero se controla el stock por piezas. Hablamos de jamones, quesos, lomos… El almacén controla el número de piezas, pero al mismo tiempo requiere conocer el peso aproximado. ¡¡Y ojo!! No se puede olvidar que el peso siempre será relativo, ya que el producto puede menguar o incrementar en función de la humedad. Esto hace que sólo en el momento de la venta se realice una valoración del precio para el cliente. Durante la estancia del producto en el almacén el peso será tan relativo como necesario, pues la empresa puede recibir pedidos con pautas de peso: “Necesito diez jamones de menos de 7 kilos”.

 

Gracias al software o ERP de ASTEC INFORMÁTICA podrás conocer al detalle el estado de tu almacén y cuantificar la mercancía en sus diferentes formatos y unidades. Y lo podrás hacer de una manera fácil y cómoda, desde un panel intuitivo que estará al alcance de tu mano en el ordenador o dispositivo móvil. Si tienes cualquier duda o no sabes qué pasos debes dar para disfrutar de estos servicios en tu empresa, no te lo pienses. Puedes contactar con ASTEC INFORMÁTICA enviando un email a produccion@astec-informatica.com o llamando al 956 32 77 88. Si lo prefieres pincha aquí y te llamamos nosotros.